Microcredenciales, competencias necesarias para conquistar el mercado laboral

«Desbloquea tu potencial laboral: Descubre cómo las Microcredenciales te llevan al éxito profesional»

Un informe del World Economic Forum (WEF), respecto al futuro del empleo, prevé que el 61% de los trabajadores deberá reinventarse en el lapso de tres años (hasta 2027) ante la incorporación de cuatro millones de nuevas funciones tecnológicas a la mano de obra mundial.
“La transformación digital, la automatización y la globalización están creando una escasez de trabajadores cualificados y una necesidad sin precedentes de reciclaje y mejora de las cualificaciones a nivel mundial (…)”, asegura la organización no gubernamental internacional con sede en Cologny (Suiza), que se reúne anualmente para analizar los problemas más apremiantes que enfrenta el mundo.

Ante este panorama, según la WEF, surgen innovadoras herramientas, como las microcredenciales o insignias digitales, que se recogen en los mismos entornos laborales a través de aplicaciones, sitios web o sistemas de datos y demuestran un aprendizaje más breve y especializado que un diploma, título o certificado tradicional.
Diego Urioste, coordinador del Observatorio Nacional del Trabajo (ONT), centro de pensamiento estratégico de la Universidad Franz Tamayo, Unifranz, asegura que las microcredenciales son una especie de microcompetencias que se desarrollan de manera independiente a la formación profesional, a lo largo del tiempo, y permiten a los trabajadores adaptarse a las necesidades del mercado laboral.
“Se trata de adaptarse al manejo de alguna tecnología en particular en el ámbito que desempeña su profesión. Por ejemplo, en el caso de los médicos, puede ser la adaptación a algún tipo de equipamiento médico que necesita de un conocimiento específico para poder desarrollarse”, puntualiza.

Microcredenciales aportan a la productividad

Los acelerados cambios en el mundo, como consecuencia del avance tecnológico y digital, desafían a los trabajadores a una permanente actualización a través de la adquisición de una serie de microcredenciales.

“El empleador se puede fijar en el perfil de los potenciales empleados y va a requerir que demuestre algún tipo de conocimiento específico y para eso las credenciales pueden ser muy útiles”, dice Urioste, a tiempo de agregar que los cambios que hay a nivel tecnológico exigen que estemos a la altura de lo que el mercado laboral necesita.

Una forma para la adaptación de los profesionales, que ya tienen mucho tiempo en el mercado laboral, es el desarrollo de estas microcompetencias, a cualquier nivel, porque la tecnología está irrumpiendo en todos los sectores.

“Es muy importante que, justamente, en todos los sectores, servicios, industria, agro o negocios, se tenga la capacidad de estar a la altura de lo que necesita el mercado y estas microcredenciales tienen la capacidad de ser adaptables a lo que requiere el mercado. Ése es uno de sus beneficios”, explica Urioste.

Según el experto, las sociedades están preparadas para la incorporación del chip del aprendizaje permanente para capturar microcredenciales en el plano tanto de los empleadores como de los colaboradores.

“Tenemos la capacidad de adaptarnos, como personas y organizaciones, a esta nueva realidad que estamos empezando a vivir en el mundo. A nivel personal cada uno tiene que estar consciente de esta necesidad (…). Las instituciones de educación superior, sobre todo las privadas, ya están adaptando su oferta académica”, manifiesta.

Tendencias de microcredenciales

La WEF, adicionalmente, indica que cuatro tendencias están ayudando a los trabajadores a desbloquear oportunidades económicas en un panorama laboral en transición.

  1. Los líderes del sector están ampliando las microcredenciales para formar a los trabajadores en empleos digitales, y están diseñadas para preparar a personas sin título universitario o experiencia laboral previa para ingresar a carreras digitales bien remuneradas y en demanda, en aproximadamente seis meses.
  2. Los empresarios están adoptando la contratación por competencias para hacer frente a la escasez de talentos cualificados e impulsar la diversidad en el lugar de trabajo. 
  3. Las nuevas innovaciones en el aprendizaje en línea ayudan a producir candidatos preparados para el empleo. Tecnologías como el coaching personalizado potenciado por IA y la realidad virtual pueden mejorar la velocidad a la que los alumnos adquieren nuevas habilidades. 
  4. Construir un sistema de créditos educativos para servir mejor a los trabajadores. Al ofrecer créditos universitarios por microcredenciales industriales, se pueden crear credenciales acumulables que ofrezcan a las personas múltiples vías para conseguir empleo, obtener créditos universitarios y obtener un título.

Esto quiere decir que estamos frente al reto de la educación, capacitación y adquisición permanente de microcompetencias a fin de ser competitivo en el mercado laboral.

“Ahora más que nunca es necesario tomar el pensamiento de la adaptación del trabajo y del conocimiento y de estar continuamente aprendiendo nuevas cosas para estar vigente en el mercado y no quedarse fuera”, dice el experto.

Finalmente, en el tema de las microcompetencias, las personas y organizaciones tienen que asumir el reto de estar en constante crecimiento profesional y personal a través de cursos y no solamente a través de diplomados o de formación formal por así decirlo.

“Es un tema que deberíamos fomentar desde la educación inicial para que los niños y jóvenes entiendan la importancia de estar en un proceso de formación continua para un crecimiento no solo profesional, sino personal”, concluye Urioste.

Ventajas de las microcredenciales

Las microcredenciales ofrecen ventajas relevantes para quienes deciden adquirirlas. La plataforma Sectorea destaca cinco:

  • Reconocimiento de habilidades específicas y competencias adquiridas, que permiten a las personas demostrar su dominio en áreas, lo que puede ser útil en campos donde las habilidades técnicas son valoradas.
  • Mayor relevancia y actualización constante, las microcredenciales brindan la oportunidad de mantenerse actualizado y relevante.
  • Flexibilidad y adaptabilidad para el aprendizaje continuo
  • Impulso a la empleabilidad y oportunidades profesionales, que pueden marcar la diferencia en un mercado laboral competitivo.
  • Posibilidad de una formación más personalizada y asequible, dando paso a que cada persona diseñe su propio camino de aprendizaje. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *